Ingenio Chico de Manilva

Foto cedida por Javier Porras, de www.iluana.com
 

François Bertaut recorría España cuando en noviembre de 1659 pasó por la comarca de la costa occidental malagueña, y en Manilva visitó el llamado Ingenio Chico, tal como se describe a continuación:

“El lunes 18 hicimos cuatro leguas de puertos y de peñas para ir a Marbella, donde comimos y desde allí nos fuimos, a lo largo del mar, a dormir a Estepona, que está sobre la orilla, a cinco lenguas de Marbella…La lluvia nos había cogido en el camino, y nos duró todavía todo el martes 19 del mes de noviembre, que marchamos a Gibraltar, que está a seis leguas de allí. Cinco meses hacía que no había llovido, y a pesar del viento y de la lluvia, nos desviamos una legua grande para ir a ver un molino donde hacen el azúcar. Lo llaman ingenio, a causa de que machacan allí las cañas de azúcar con ruedas; en lugar de que los otros molinos los llaman trapiches, donde los machacan con pilones, como en Francia el papel. El ingenio más grande está Motril, a once leguas de Granada; no dejamos de ver en aquél muchas cubas, donde se cocía y refinaba el azúcar cuatro veces. Pero lo que tuve más gusto de ver fue el valle cerca de allí, que está todo lleno de cañas de azúcar, hechas como las de los cañaverales. Cogí algunas, y encontré que, en efecto, su jugo era muy dulce, pero aún no estaban maduras. Han hecho hacer arcos muy altos para hacer venir el agua de un sitio muy elevado, pero no es muy abundante; viene también por lo alto de la rueda. Desde allí fuimos a tomar el camino de Gibraltar y pasamos un río que llaman Guadiaro.”

Publicado en:
Journal du voyage d´Espagne, contenant une description fort exact de ses royaume et de ses principales villes…