Basilica Proyecto 90

Comienza 2012 con una buena noticia acerca del patrimonio arqueológico de San Pedro Alcántara. Se trata de la finalización de las obras de conservación de la basílica paleocristiana de Vega de Mar, que deberán facilitar el acceso a la misma, prácticamente cerrada desde hace algunos años.
Las obras han consistido básicamente en la construcción de una nueva valla perimetral, el relleno de unas excavaciones efectuadas al oeste del edificio, la protección de la pila bautismal (su elemento más valioso) con una lámina de vidrio, su iluminación y la tala de los eucaliptos de su interior, y algo que hemos denunciado en este mismo blog, gran parte de los del exterior, borrando del mapa un paisaje sampedreño centenario.
Además, y esto fue una “mejora” que hizo la empresa por iniciativa propia, pues no estaba en el proyecto del Ayuntamiento, para conseguir méritos en la adjudicación de la obra (159.571 euros, IVA incluido), se ha construido una pasarela elevada (en verdad la elevación es mínima) para visualizar la iglesia-cementerio.
Es una buena noticia, porque estamos acostumbrados en el municipio de Marbella en general, y en San Pedro Alcántara en particular, a una escasa atención a nuestro patrimonio histórico: antes, durante y después de la era Gil, incluidos los 5 años del actual gobierno del Partido Popular.
Ahora gracias a esta obra esperemos que se corrijan algunas de esas deficiencias y se señalice adecuadamente los monumentos, se facilite la visita de los ciudadanos, residentes y turistas, se mejoren las guías turísticas sobre ella y se efectúen trabajos de conservación periódica.
El presupuesto de esta obra procede en sus tres cuartas partes del Ministerio de Fomento, del llamado 1 % cultural de las obras públicas que promueve el Ministerio en el entorno (aunque el “Muy Desleal” Ayuntamiento de Marbella acostumbre a ocultar la colaboración institucional, y así el cartel obligatorio de ese convenio no ha sido colocado durante el transcurso de la rehabilitación). San Pedro Alcántara, primero por la autopista de peaje y ahora por el soterramiento (calculamos que tendrían que ser únicamente por este último 600.000 euros) se merece más en justicia, pero ya sabemos que esa palabra al traspasar río Verde suele caer al agua y permanece hundida en algún lugar del fondo, por lo que no se la conoce por estos lugares.
De todas formas, queda pendiente el proyecto de Parque arqueológico en Vega del Mar. Un proyecto que lleva 20 años olvidado en algún cajón del Consistorio de la plaza de los Naranjos, del cual ofrecemos dos imágenes de lo que podría ser el parque arqueológico de Vega del Mar.
La primera de ellas corresponde a una vista general en la que se aprecia una zona ajardinada con un estanque, lo que haría del lugar una zona agradable para pasear y entrar en contacto con los elementos históricos; un edificio que albergaría un centro de interpretación sobre el yacimiento arqueológico, con explicaciones sobre la forma de vida y la cultura material de la época; y en un círculo el recinto de la iglesia-cementerio.
En la segunda imagen vemos un detalle de la basílica y una pasarela, diseñada para que el visitante pueda apreciarla desde arriba, y comprender mejor la distribución de los atrios, naves, altares, pilas bautismales y el resto de los elementos arquitectónicos a la vez que se le explican sus características y funciones.
La plataforma de observación fue idea de un equipo dirigido por José Ramón Cruz del Campo y la del parque de la basílica de otro dirigido por José María Romero. Formaban parte de los proyectos que desarrollaron de forma conjunta el Ayuntamiento de Marbella y el Colegio de Arquitectos de Málaga.
Fueron dados a conocer a principios de 1991. Lo que ocurrió después, tras las elecciones municipales de ese año, todos lo sabemos. Lo que ha ocurrido ahora lo preveíamos.
Basilica Proyecto Pasarela