Bovedas portada

No es usual que una asociación de vecinos se ocupe del patrimonio histórico, sus preocupaciones van por otros derroteros, más ligados al acontecer diario de su barrio. Sin embargo, la Asociación Vega del Mar, cuyos integrantes habitan en el entorno de la basílica paleocristiana del mismo nombre, han hecho de la protección y difusión de este monumento su santo y seña , también de las cercanas termas romanas de Las Bóvedas, y por extensión de la villa romana de Río Verde.

Sus contactos con la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara-Ayuntamiento de Marbella, Universidad de Málaga −profesor Fernando Wulff− o Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, ha fructificado en logros, que algunos pueden considerar modestos, pero los que llevamos años en idéntica tarea sabemos apreciar su entidad, dada la escasa atención que las administraciones dedican al patrimonio local.

Así, han organizado conferencias, han promovido la limpieza y el vallado de la parcela donde se encuentra la basílica, han elaborado unos folletos divulgativos sobre los tres monumentos, que se distribuyen en la Oficina Municipal de Turismo, donde también han expuesto una maqueta de la basílica perteneciente al Museo Arqueológico Provincial y siguen mostrando su perseverancia, y entusiasmo, para lograr que se ilumine el templo y necrópolis paleocristiano.

Por si fuera poco, también han diseñado camisetas, colgantes y broches de joyería, relacionados con Vega del Mar, para que sirva de mensaje turístico de San Pedro Alcántara. Desde este blog, nuestra felicitación a estos ciudadanos preocupados por la historia del pueblo donde habitan.

En la siguiente relación se puede ver el material preparado sobre los yacimientos arqueológicos:

Folleto de la basílica Vega del Mar, página 1, en PDF

Folleto de la basílica Vega del Mar, página 2, en PDF

Folleto de las termas de Las Bóvedas, página 1, en PDF

Folleto de las termas de Las Bóvedas, página 2, en PDF

Folleto de la villa de Río Verde, página 1, en PDF

Folleto de la villa de Río Verde, página 2, en PDF