Edificio de la Granja Modelo

Uno de los proyectos que promovió el marqués del Duero fue la creación de una Granja Modelo, pionera de su clase en todo el país, para la formación de personal especializado de carácter intermedio. Se firmó un convenio con el Ministerio de Fomento y la Diputación Provincial de Málaga, cediendo 12 hectáreas de tierra de regadío y 48 de secano, situadas entre la población de San Pedro y el río Guadaiza.

Se redactaron los estatutos, que incluían un detallado plan de estudios, se contrató personal, destacando Eugenio Taillefer y Desmonsiaux, ingeniero agrícola francés, que compaginó la dirección de la Granja con la dirección técnica de la Colonia. Y llegó a San Pedro Alcántara la maquinaria agrícola más moderna, que el propio Marqués adquiría en el extranjero.

Pero surgieron dificultades, los ayuntamientos no pensionaban a los alumnos y el grandioso edificio proyectado por el arquitecto Juan Nepomuceno de Ávila no se pudo levantar por el retraimiento del Ministerio. Aunque se habilitó un edifico, el antiguo Trapiche de Guadaiza, que llegó hasta nuestros días con el nombre de la «Granja», construido en 1823 por Juan Lesseps, por lo tanto anterior a la Colonia. Todo esto impidió que el proyecto diera sus frutos.